Please enable JavaScript to view the comments powered by Disqus.

MÁS RECIENTES

19

Los ancianos deben consumir lácteos y tomar el sol para fortalecer sus huesos

Las personas mayores presentan un déficit de vitamina D, necesaria para regular el paso del calcio a los huesos.

La dieta, el ejercicio, evitar el estrés, activar las neuronas, aprender técnicas específicas de memoria, control de enfermedad y fármacos son las claves para tener una vejez saludable. Además, beber leche y tomar el sol son dos de los hábitos que deben adoptar las personas mayores para obtener la vitamina D necesaria para el metabolismo del calcio.

Por lo general, los ancianos presentan carencias de calcio que deben suplir con el consumo de lácteos y sus derivados. Estos alimentos contienen una cantidad significativa de calcio y aportan un 15% de la cantidad recomendada por lo que contribuyen a cubrir parte de las demandas de este mineral entre los ancianos.

Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que las personas mayores deben consumir entre tres y cuatro raciones diarias al día de lácteos, puesto que considera que la promoción de la salud y la alimentación sana son algunos de los determinantes clave para la consecución de un envejecimiento activo.

La leche y los productos lácteos son ricos en proteínas, calcio, riboflavina y retinos, contienen cantidades apreciables de tiamina, folato, niacina, vitaminas B12 y D, magnesio, zinc y fósforo, y son de fácil uso y conservación. Además, muchos de ellos no requieren ser masticados y pueden contener hasta un 80% de agua.

Por otro lado, los expertos consideran que tomar el sol de manera moderada aporta numerosos beneficios para nuestra salud puesto que la síntesis de vitamina D se realiza cuando la luz solar, en concreto la fracción ultravioleta B (UVB), entra en contacto con la piel.

Por esta razón, hay estudios que reflejan que tomar el sol de manera moderada puede incluso reducir el riesgo de padecer algunos cánceres como el de colon, mama y próstata, y hasta el de piel. Según la OMS, es suficiente con exponer la cara y los brazos al sol durante unos treinta minutos al día.

 

Contacto

Quito-Ecuador
Km. 17.5 Vía Amaguaña, Sector Santa Clara
Sangolquí – Pichincha – Ecuador
servicioconsumidor@andina.com.ec

Síguenos en Facebook